domingo, 10 de diciembre de 2006

COMO PAJARO LIBRE


Los momentos de inspiraciòn, en mi caso, pueden ser pletòricos de formas y colores , los menos, o bien esquivos, fugaces, insìpidos . Cuando quiero crear algo, lo màs probable es que pase ratos muertos mirando el horizonte y dejando volar la imaginaciòn. Un block de dibujo, làpices y marcadores estàn presentes por si acaso. Muchas veces no se me cae ni una idea, sòlo consigo un leve dolor de cabeza y no logro concretar nada. Pero, de esa gimnasia cerebral, fue que aprendì que las musas estàn por lo general, màs cerca de lo que creemos, y que no hay que atosigarse ni asustarlas, hay que dejarlas fluir. Como vivo mi vida a travès de imàgenes (¿una deformaciòn profesional, un gaje del oficio?) de vez en cuando algun fotograma se revela en mi cerebro, se imprime y va tomando la forma de algo , que puedo plasmar.


Hace poco estaba en esas tribulaciones, descartàndo por vacuas, las ideas que me presentaban su currìculum, hasta que me hartè. Estirè el brazo para tomar un cigarrillo, y en ese instante màgico pensè que si mi imaginaciòn no querìa volar en la direcciòn correcta, bien podrìan hacerlo mis manos. Lo demàs fue como una caricia.







Los plomos de relieve, ya estàn. El color va a ser otra historia. Pero por lo menos puedo dejar que la voz de Laura Canoura, invoque las tinturas que me faltan.

Como un pajaro libre
de libre vuelo
como un pàjaro libre
asi te quiero...

Muero todos los dìas
y aun te digo
no hay que andar tras la vida
como un mendigo
el mundo està en tus manos
puedes cambiarlo
cada vez el camino
es menos largo...











1 comentario:

Silvi dijo...

Si, Osky, estás en lo cierto; en los sueños de libertad encontrarás esos retazos de inspiración que ayudarán a ponerle el color adecuado a tus pájaros. Leo esas sabias estrofas de Laura C. y parecieran escritas para mi......y para unas cuantísimas personas que todavía no encontraron el rumbo, pero aún así esperan ver un atisbo de luz, tal como yo lo veo en tus trabajos.